Toledo Secreto

El blog original del libro de Juan Luis Alonso y David Utrilla "Toledo Secreto"®

El Legendario Puente de San Martín de Toledo

Dos viejos puentes han permitido cruzar el río Tajo desde antiguo para entrar a la ciudad amurallada. El Puente de San Martín de Toledo, del siglo XIII, ubicado en la zona noroeste de la ciudad, recibiendo el mismo nombre que tiene esta zona toledana, es uno de los puentes medievales más impresionantes de toda España. Os contamos su historia, curiosidades y alguna leyenda.

Un poco de Historia del Puente de San Martín

Es probable que en esta ubicación existiera durante la dominación musulmana un puente de barcas, con un torreón (Baño de la Cava). Hay registros en 1203 de su destrucción por las potentes aguas del Tajo, por lo que durante la Baja Edad Media se construyó uno nuevo de piedra de sillería.

No está clara su fecha de construcción, que podría estar entre los siglos XIII y XIV. Existe alguna cita hacia 1165 que menciona el puente de San Martín, pero no deja claro si se refiere al nuevo puente o al de barcas ya existente que recibió el mismo nombre tras la reconquista por Alfonso VI.

De construcción muy airosa, su arco central de forma ojival. con 40 m. de anchura y 27 m. de alto, es un alarde de la ingeniería de la época en la que se construyó. No corresponde a su diseño original, ya que también sufrió diferentes destrucciones que motivaron su reconstrucción.

Carrero de dios, Manuel.
Vista del puente de San Martín de Toledo en el tercer volumen de España artística y monumental (1850). Litografía a partir de un dibujo de Genaro Pérez de Villa
Vista del puente de San Martín en el tercer volumen de España artística y monumental (1850). Litografía a partir de un dibujo de Genaro Pérez de Villaamil. Fuente: Wikipedia.

En la cara interior del torreón existe una inscripción que hace referencia a una inundación en 1203, que arrasó el puente. Y en el XIV, durante los enfrentamientos entre Enrique de Trastámara y Pedro I, consta que este puente fue destruido para evitar que las tropas enemigas accedieran a la ciudad.

«Sólo sufrió como accidente grave de su historia la destrucción voluntaria de uno de sus arcos en las contiendas entre don Pedro I y sus hermanos bastardos en 1368, corte hecho intencionadamente por los sitiados, no por los asaltantes.»

Porres, Julio

El arzobispo Pedro Tenorio reconstruyó el puente, de forma notable, pues afectó a toda la estructura, con cinco arcos y dos torres hexagonales almenadas en ambos extremos.

El puente de San Martín bañado por el sol, por David Utrilla.
El puente de San Martín bañado por el sol, por David Utrilla.

La leyenda del Puente de San Martín

Como suele suceder en Toledo, esta reconstrucción alimentó la imaginación de los toledanos, surgiendo la famosa leyenda del Puente de San Martín (La Mujer del Arquitecto), que puedes leer en este enlace.

El Arquitecto encargado de la reconstrucción planteó de forma errónea el puente, estando cercana su finalización e inauguración, descubrió el error cometido, temiendo por su vida si se derrumbaba. Habiendo confiado el secreto a su esposa, y buscando salvar a su marido, una noche prendió fuego a la estructura de madera que soportaba la obra, destruyendo el puente y salvando el honor y la vida de su marido, pudiendo éste rectificar los errores de cálculo cometidos inicialmente. La tradición identifica a la mujer con una figura de piedra blanca que existen en el arco central (en realidad es el arzobispo Tenorio).

Tal vez sea esta una de las leyendas más antiguas de la ciudad registrada por escrito, apareciendo en la Historia de don Pedro Tenorio, de E. Narbona en 1624.

Noche en San Martín y la Cava, por David Utrilla
Noche en San Martín y la Cava, por David Utrilla

Nuevas reformas del puente

El corregidor Francisco de Vargas y Lezama, durante el reinado de Carlos II en 1690 acomete ciertas reparaciones y ampliaciones y en 1760 se pavimentó. Estas reformas se reflejan en las lápidas ubicadas en el muro interior del primer torreón.

Hasta 1368 solo contó con un torreón, el ubicado en el extremo más alejado de la ciudad, habiendo desaparecido una parte frontal y conservándose el arranque de los arcos y su bóveda. En su interior se encuentra una escultura de San Julián creada por Juan Bautista Monegro y encargada por el corregidor Gutiérrez Tello en 1575.

Zona superior del torreón más exterior del puente de San Martín. Fuente: Cultura Castilla-La Mancha.
Zona superior del torreón más exterior del puente de San Martín. Fuente: Cultura Castilla-La Mancha.

El torreón que se encuentra más cercano a la ciudad es posterior al siglo XIV y ha sufrido numerosas modificaciones. En la fachada que da a la ciudad tiene un retablo con una estatua de la Virgen del Sagrario y en la opuesta está el escudo de armas de Toledo con dos monarcas sentados en tronos con inscripciones conmemorativas.

Fue declarado monumento nacional en 1921. (Ver ficha en Cultura Castilla-La Mancha)

Algunas curiosidades del Puente de San Martín de Toledo

  • Cercano al pilar de la orilla derecha, existió una caseta que aparece en el plano de Portocarrero y que tal vez, según Porres, albergara la capilla de los Genoveses.
  • Junto al puente existían dos fuentes, hoy cegadas. Una se llamaba Parietaria, cercana al torreón exterior en la orilla izquierda y aguas arriba y la otra fuente se llamaba del Caño.
  • Durante un tiempo, hubo ciertas aspilleras cercanas al torreón que da a la ciudad, en el pretil. Porres apunta que pudieran ser un «recuerdo» de las guerras carlistas.
  • En 1749 se apreció un estado peligroso en los dos arcos más cercanos a la ciudad. Una real provisión de 1758 ordenó cobrar a todos los pueblos situados a 23 leguas de distancia de Toledo 110.680 reales para reparar el viaducto.
  • El puente ha soportado el tráfico rodado, desde carretas y animales hasta camiones, hasta una fecha relativamente reciente: en 1976 se construyó el nuevo Puente de la Cava que liberó del tráfico para siempre (esperemos) al de San Martín.
  • La torre exterior pudo tener entre los dos arcos de entrada que faltan una «sarracinera» (como un matacán) por donde impedir mediante el uso de elementos arrojadizos el que, utilizando un ariete, se derribara la puerta. Si ésta era superada, existía otra puerta de peine o rastrillo, que encerraba a los atacantes en una especie de jaula. Para finalizar la trampa, siete saeteras estaban preparadas para derribar a los enemigos que osaran intentar tomar el torreón del puente.
  • Tuvo también una especie de plaza de armas, más comercial que defensiva, teniendo mercado y cercano estaba el rastro, donde se mataba el ganado bovino que consumía la ciudad.
  • En el exterior del torreón más alejado de la ciudad, una pequeña inscripción en forma de lápida de piedra reza: «Aquí mataron a una muger. Ruegen a Dios por ella. Sucedió a 2 de febrero de el año 1690». No tenemos más noticias a qué mujer o suceso hace referencia, ni lo encontramos en ningún estudio de los realizados sobre el puente. Habitualmente este tipo de placas se ponían recordando alguna muerte violenta (no pudiendo mediar confesión previa) para que las personas que vieran la inscripción pidieran por el alma de la difunta.
"Aquí mataron a una muger. Ruegen a Dios por ella. Sucedió a 2 de febrero de el año 1690". Inscripción en el Puente de San Martín. Foto: Pepe García Cano.
«Aquí mataron a una muger. Ruegen a Dios por ella. Sucedió a 2 de febrero de el año 1690». Inscripción en el Puente de San Martín. Foto: Pepe García Cano.

En «Toledo Olvidado» podemos ver numerosas fotografías antiguas de este puente.

Vistando el Puente de San Martín

Siempre un buen paseo bajando desde la Judería y San Juan de los Reyes hasta San Martín es algo maravilloso en Toledo, por la belleza del paraje, pero en Toledo Secreto queríamos algo más: visitar el torreón por dentro.

En algunas visitas guiadas (con Rutas de Toledo) se puede visitar el torreón actualmente, pero no cuando estábamos elaborando nuestro libro. Conseguimos las llaves gracias al Ayuntamiento y pasamos una mañana un 20 de diciembre de 2011.

David Utrilla hizo numerosas fotografías del interior del torreón ubicado en el lado de la ciudad, no pudimos acceder al otro torreón.

Escalera en el interior del Puente de San Martín, por David Utrilla.
Escalera en el interior del Puente de San Martín, por David Utrilla.

Tras ascender por estrechas escaleras, como es habitual en este tipo de fortificaciones, se accede a una gran sala (actualmente vacía pero restaurada) y tras algún tramo más de escaleras se llega a la terraza del torreón, con unas vistas impresionantes tanto del río como de la zona de San Juan de los Reyes. Os dejamos con algunas fotos:

Sala interior del Torreón del Puente de San Martín.
Sala interior del Torreón del Puente de San Martín.
Terraza del Torreón del Puente de San Martín.
Terraza del Torreón del Puente de San Martín.
Entre almenas del Torreón del Puente de San Martín.
Entre almenas del Torreón del Puente de San Martín.

En la actualidad, el puente no se puede visitar en su interior (torreón) si no es con un buen guía de turismo, en grupo, pero sí se puede pasear por él para hacer fotografías como las que os mostramos y disfrutar del paraje.

Puente de San Martín de Toledo, por David Utrilla
Puente de San Martín de Toledo, por David Utrilla

Bibliografía

  • Aranda Alonso, Fernando (2011): Rincones del Toledo desaparecido. Aranda-Toledo Ediciones.
  • Carrero de Dios, Manuel (1981): Las murallas y las puertas de Toledo. IPIET. Diputación de Toledo.
  • Porres, Julio (2002): Historia de las calles de Toledo. Bremen. Toledo.
Bajo el torreón exterior del Puente de San Martín de Toledo
Bajo el torreón exterior del Puente de San Martín de Toledo
Total Page Visits: 83 - Today Page Visits: 4

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

Dejar una contestacion

© 2020 Toledo Secreto

Tema de Anders Norén